CEIP Virgen del Carmen

Noticias

Una competición de natación clausura el curso deportivo escolar en La Aldea

  • Última actualización el Lunes, 27 Junio 2016 11:11
  • Publicado el Martes, 21 Junio 2016 00:09
  • Escrito por María Rosa Suárez del Pino

aldeanatacionEl pasado viernes 10 de junio tuvo lugar en la piscina cubierta de las Instalaciones Deportivas de Los Cascajos, la competición que dio por finalizado el curso escolar en el Área de Deportes.

Por noveno año consecutivo, finaliza el "Proyecto Acércate a MI", en el que 521 escolares de todos los niveles de los cinco Centros educativos de Infantil y Primaria de La Aldea: CEIP Cuermeja, CEIP La Cardonera, CEIP La Ladera, CEIP Tasarte y CEIP Virgen del Carmen, acuden a recibir sus clases de educación física en las instalaciones deportivas, en las que la actividad acuática tiene un papel principal sin olvidar al resto.

Leer más: Una competición de natación clausura el curso deportivo escolar en La Aldea

UN CARNAVAL DE MIEDO

  • Última actualización el Lunes, 10 Febrero 2014 17:39
  • Publicado el Lunes, 10 Febrero 2014 17:39
  • Escrito por María Rosa Suárez del Pino

Este año el tema del carnaval será el terror, y aunque en principio era un tema que podía causar algo de miedo a los niños/As se le está dando en el cole un carácter lúdico y, se ha convertido en algo interesante y hasta divertido.

Hacemos una volcán

  • Última actualización el Jueves, 13 Febrero 2014 14:53
  • Publicado el Miércoles, 12 Febrero 2014 12:15
  • Escrito por María Rosa Suárez del Pino

Los alumnos y alumnas de quinto han estado estudiando el planeta Tierra, las maravillas que tiene la naturaleza, que no nos dejan de asombrar.

Muy interesados por dicho tema han decidido realizar maquetas de volcanes, han buscado en internet información para poder llevarlas a cabo. Y aquí tenemos el resultado.

 

Elena y Alba de 5º A nos explican cómo lo han hecho:

1º) Cogimos una botella y una base, luego depositamos la botella en la base e hicimos rollitos de periódico y los cubrimos con celo.

2º) Hicimos la mezcla con agua y cola para luego mojar el papel con él, pusimos el papel sobre la botella a la que lo pegamos, y luego cubriendo el volcán con otra capa de servilletas.

3º) Y por último pintamos el volcán y se lo enseñamos a la clase.

Leer más: Hacemos una volcán

Nuevo artículo revisado de la historia de nuestro Barrio: Los Llanos Los Cardones

  • Última actualización el Martes, 19 Noviembre 2013 18:50
  • Publicado el Martes, 19 Noviembre 2013 18:50
  • Escrito por Ruyman

Nuestro compañero Francisco Suárez Moreno, cronista oficial de La Aldea de San Nicolás, nos ofrece una versión revisada de la información que en esta web teníamos de nuestro barrio y nuestro centro, CEIP Virgen del Carmen.

Como siempre, en un ejercicio de generosidad impagable, el compañero Siso nos acerca con nuevos datos, con una presentación muy cuidada, a la historia de nuestro centro y de nuestro barrio, en un trabajo que para nosotros es un verdadero lujo y que desde esta web queremos agradecer publicamente a Francisco Suárez Moreno por su compromiso con este centro y con la educación en el municipio.

Les invitamos a que se deleiten con este magnífico trabajo que está disponible desde nuestro menú principal o también pueden acceder a él desde este enlace directo. 

Subcategorías

  • Videos
    Cantidad de artículos:
    1
  • Orientación
    es posible que padres e hijos que viven bajo el mismo techo por años permanezcan¿Cree usted que quizá hayamos cometido este crimen¿cómo puede sostenerse la relación padre-hijo? Se iría a la bancarrota.Y qué pasa con quienes no tienen cable? Aquí hay otra sugerencia para los padres, maspadres danQue sol prefieres?"“Tú tienes tu propia luz; un día, las nubescomo espera que sus hijos loQue deben hacer?DeDe los alumnos o de sus padres? De ninguno. Las causas son másQue clase de educación es esta que estamosRevolucione su calidad de vida, hablo acerca de la memoria de uso continuo ovas y profesionales en el futuro; todo lo que necesitan es que losAnálisis de la inteligencia de Cristo (Cury, 2000), tuve la oportunidad deComo? Guíelos para que piensen, Dr. Augusto Cury   Padres   brillantes,   Profesores   fascinantes   El método más eficaz para formar jóvenes felices, proactivos, seguros e inteligentes Noviembre 2005   PARTE 1   SIETE HABITOS DE LOS BUENOS PADRES Y DE LOS PADRES BRILLANTES   Los niños no necesitan padres gigantescos, sino seres humanos que hablen su lenguaje y que sean capaces de penetrar en sus corazones   1   Los buenos padres dan regalos, mientras que los padres brillantes dan todo su ser   Este hábito de los padres brillantes contribuye a desarrollar en sus hijos: autoestima, protección emocional, capacidad de manejar la pérdida y la frustración, y de filtrar los estímulos estresantes, de dialogar, de escuchar.   Los buenos padres, dentro de sus recursos, se encargan de satisfacer los deseos de sus hijos. Les hacen fiestas de cumpleaños, les compran zapatos, ropa, productos electrónicos, e incluso les proporcionan viajes. Los padres brillantes dan a sus hijos algo incomparablemente más valioso, algo que todo el dinero del mundo no puede comprar: su ser, su historia, sus experiencias, sus lágrimas y su tiempo. Los padres brillantes, cuando tienen los medios, dan regalos materiales a sus hijos pero no los alientan a ser materialistas, porque saben que el consumismo puede aplastar la estabilidad emocional, así como generar pensión y placeres superficiales. Los padres que siempre están dando regalos a sus hijos son recordados por un momento. Los padres que se preocupan por dar a sus hijos una historia se vuelven inolvidables. ¿Quiere usted ser un padre o una madre brillante? Tenga el valor de hablar con sus hijos acerca de los días más tristes de su propia vida, y la audacia de hablarles de sus dificultades en el pasado. Cuénteles sus aventuras, sus sueños y los momentos más felices de su existencia. Humanícese. Transforme su relación con sus hijos en una aventura. Cobre conciencia de que educar es penetrar en el mundo de otros. Muchos padres trabajan para dar el mundo a sus hijos, pero se olvidan de abrirles el libro de sus vidas. Por desgracia, los hijos solo admirarán a los padres el día que estos mueran. ¿Por que es fundamental para la formación de la personalidad de los hijos que los padres permitan que los conozcan? Esta es la única forma de educar las emociones y crear vínculos sólidos y profundos. Cuanto mas baja es la escala biológica de un animal, menos depende de sus padres. Entre los mamíferos, los hijos dependen en gran medida de sus padres, ya que no solo necesitan el instinto, sino que deben aprender de la experiencia de sus padres para poder sobrevivir. En nuestra especie esa dependencia es intensa. ¿Por que? Porque las experiencias aprendidas son mas importantes que las instintivas. Un niño de siete años es muy inmaduro y dependiente de sus padres, mientras que muchos animales de la misma edad son ya ancianos. ¿Como ocurre este aprendizaje? Podría escribir cientos de páginas sobre esta materia, pero prefiero comentar solo algunos de los fenómenos involucrados en el proceso. El aprendizaje depende del registro diario de miles de estímulos externos (visuales, auditivos, táctiles) e internos (pensamientos y reacciones emocionales) en las matrices de la memoria. Anualmente archivamos millones de experiencias, pero a diferencia de lo que ocurre con las computadoras, los registros en nuestra memoria son involuntarios, producidos por el registro automático de memoria (RAM). Con las computadoras, nosotros decidimos que grabar; con la memoria humana, el registro no depende de la voluntad. Todas las imágenes que capturamos se registran automáticamente. Todos los pensamientos y las emociones -negativos y positivos- son registrados involuntariamente por el fenómeno RAM.   Los vínculos definen la calidad de la relación   ¿Que registran sus hijos sobre usted? ¿Imágenes positivas 0 negativas? Ambas. Cada día ellos archivan sus comportamientos, ya sean inteligentes o estúpidos. Usted no se da cuenta, pero ellos lo están fotografiando a cada instante. Lo que genera los vínculos inconscientes no es solo lo que usted les dice, sino también lo que ellos ven en usted. Muchos padres les dicen cosas maravillosas a sus hijos, pero tienen reacciones terribles frente a ellos: son intolerantes, agresivos, parciales e hipócritas. Con el tiempo se crea un abismo emocional entre padres e hijos: poco afecto, pero mucha crítica y fricción. Lo que se registra nunca se puede borrar, sólo reeditar a través de nuevas experiencias que se escriben sobre las antiguas experiencias. La reedición es un proceso posible pero complicado. La imagen que su hijo ha construido de usted no se puede borrar, sólo sobrescribir. Construir una imagen excelente establece la riqueza de la relación que usted tendrá con sus hijos. Otra función importante de la memoria es que las emociones definen la calidad del registro. Todas las experiencias que tienen un alto volumen emocional generan un registro privilegiado. Amor y odio, alegría y angustia provocan un registro intenso. Los medios descubrieron, sin conocimiento científico alguno, que anunciar la miseria humana atrapa la emoción y genera concentración. De hecho, los accidentes, la muerte, la enfermedad y los secuestros generan un volumen de alta tensión que conduce a un almacenamiento privilegiado de esas imágenes, lo que ha convertido nuestra memoria en un bote de basura. No es de extrañar que el hombre moderno sea un ser tan tenso, que sufre anticipadamente y tiene miedo del mañana.   Es más conveniente perdonar   Si usted tiene un enemigo, es mas conveniente perdonado. Hágalo por usted. De otro modo, el fenómeno RAM lo archivara dándole privilegio. Su enemigo dormirá con usted y perturbara su sueño. Entienda sus fragilidades y perdónelo porque esa es la única manera de deshacerse de el o de ella. Enseñe a sus hijos a hacer del escenario de sus mentes un teatro de alegría y no de terror. Indúzcalos a perdonar a la gente que los desilusione y explíqueles este mecanismo. Nuestra agresividad, rechazos y actitudes impulsivas pueden generar un alto volumen de tensión emocional en nuestros niños, dejándoles una cicatriz permanente. Necesitamos entender cómo están organizadas las características patológicas de la personalidad. El mecanismo psíquico es el siguiente: una experiencia dolorosa se registra automáticamente en el centro de memoria. De ahí en adelante se lee continuamente, generando miles de pensamientos más que, a su vez, se registran nuevamente crean- do en el inconsciente las llamadas zonas de conflicto. Si usted comete un error con su hijo, no basta con ser amable con el en un segundo momento. Peor aun, no trate de compensar su agresividad comprándole o dándole cosas, ya que de esta manera él lo manipulara y no lo amará. Usted sólo será capaz de reparar su actitud y reeditar la película inconsciente si penetra en el mundo de su hijo, reconoce su exageración y le habla acerca de su propia actitud. Haga saber a sus hijos que no son notas al pie de página del libro de su vida, sino que son las páginas centrales de su historia. En los divorcios es común que los padres prometan a sus hijos que nunca los abandonaran. Pero cuando baja la temperatura de la culpabilidad, algunos padres se divorcian también de sus hijos, de manera que estos pierden su presencia, a veces no sólo física sino también emocional. Los padres ya no disfrutan, sonríen ni felicitan a sus hijos, ni tienen momentos agradables con ellos. Cuando esto pasa, el divorcio genera severos efectos colaterales psíquicos. Si el puente esta bien construido, si la relación continua siendo poética y afectuosa, los niños sobrevivirán a la turbulencia de la separación de sus padres y podrán madurar.   Sus hijos no necesitan gigantes   La individualidad debe existir porque es el fundamento de la identidad de la personalidad. No hay homogeneidad en el proceso de aprender y el desarrollo de los niños (Vigotsky, 1987). No hay dos personas iguales en el universo, pero el individualismo es perjudicial. Una persona individualista quiere que el mundo gire a su alrededor, su satisfacción es primero, incluso si esto implica el sufrimiento de otros. Una de las causas del individualismo entre los jóvenes es que los padres no cruzan sus historias con las de sus hijos. Incluso si usted trabaja mucho, emplee el poco tiempo que tenga para disfrutar de grandes momentos con sus hijos. Ruede con ellos por la alfombra. Escriba poemas. Juegue, sonría, suéltese. Alborótelos con placer. Una vez, un niño de nueve años le preguntó a su padre, que era medico, cuanto cobraba por consulta. Su padre se lo dijo. Un mes después, el hijo fue con el padre, sacó algunos billetes de su bolsillo, rompió su cochinito y le dijo a su papá con lágrimas en los ojos: “Papi, he estado queriendo hablar contigo desde hace mucho, pero nunca tienes tiempo. He ahorrado suficiente dinero para pagar tus honorarios. ¿Hablarás conmigo?" Sus hijos no necesitan gigantes, necesitan seres humanos. No necesitan ejecutivos, doctores ni administradores de negocios lo necesitan a usted tal y como es. Adquiera el hábito de abrir su corazón ante sus hijos y déjelos registrar una imagen excelente de su personalidad. ¿Sabe lo que ocurrirá? Ellos se enamoraran de usted. Tendrán el placer de ir con usted, de estar cerca de usted. ¿Hay algo mejor que eso? Las crisis financieras, las perdidas o las dificultades podrán perturbar su relación, pero si está bien fundamentada, nada la destruirá. De vez en cuando, invite a uno de sus hijos a comer o a ir a cualquier parte sólo el y usted. Dígale lo importante que es para usted. Pregúntele acerca de su vida. Háblele de su trabajo y sus desafíos. Permita que sus hijos participen en su vida. Ninguna técnica psicológica funcionara si el amor no esta presente. Si ha estado en guerra en su trabajo pero tiene paz cuando llega a casa, usted será un ser humano feliz. Por el contrario, si tiene felicidad fuera de casa pero dentro de ella es un campo de batalla, la infelicidad será su compañera. Muchos hijos reconocen el valor de sus padres, pero no lo bastante como para admirarlos, respetarlos y tenerlos como maestros de vida. Los padres que tienen problemas con sus hijos no deben sentirse culpables. La culpabilidad encarcela el alma. Nada en la personalidad humana es definitivo. Usted puede y debe rechazar este síntoma. Usted tiene experiencias muy enriquecedoras que transforman su historia en una película más interesante de lo que Hollywood podría producir. Si duda de esto, quizás usted no se conoce a si mismo y, para colmo, tal vez ni siquiera se admira a si mismo. Libere a su niño interior. Libere al joven alegre que vive dentro de sus emociones, aun cuando su cabello haya encanecido, ya que es posible recuperar los años. Permita que sus hijos descubran su mundo. Abrase, llore y abrácelos. Llorar y abrazar es más importante que darles fortunas ó criticarlos constantemente.   2   Los buenos Padres alimentan el cuerpo, mientras que los padres brillantes alimentan la personalidad   Este hábito de los padres brillantes contribuye a desarrollar en sus hijos: seguridad, capacidad de liderazgo, de reflexi6n, coraje, optimismo, la superación del temor y la prevención de conflictos.   Los buenos padres cuidan la alimentación física de sus hijos y los estimulan a llevar una dieta saludable; los padres brillantes van más allá. Saben que la personalidad necesita una excelente nutrición psíquica, de modo que se preocupan por el alimento que enriquece la inteligencia y las emociones. Una familia estructurada solía ser una garantía de que los niños desarrollarían una personalidad saludable. Hoy en día, los buenos padres están criando hijos ansiosos, enajenados, autoritarios y angustiados. Muchos hijos de médicos, de jueces y de hombres de negocios enfrentan graves conflictos. ¿Por que padres inteligentes y saludables han visto que sus hijos se enferman? ¿Por que la sociedad se ha vuelto una fabrica de estrés? No tenemos control sobre el proceso de formación de la personalidad de nuestros hijos. Los criamos y los ponemos en contacto con un sistema social controlador en etapas muy tempranas de su vida (Foucault, 1998). Cada día están en contacto con miles de estímulos seductores que se infiltran en las matrices de su memoria. Por ejemplo, los padres enseñan a sus hijos a ser comprensivos y a consumir solo lo necesario, pero el sistema les enseña a ser individualistas y a consumir sin necesidad. ¿Quien se queda con este botín? El sistema social. La cantidad de estímulos y la presión emocional que el sistema ejerce sobre los jóvenes son enormes. Casi no hay libertad de elección. Ser culto, tener una buena condición económica, una excelente relación conyugal y proporcionar a sus hijos buenas escuelas no es suficiente para producir salud psíquica. Un animal puede escapar de las garras de un depredador solo si cuenta con grandes habilidades. Prepare a sus hijos para sobrevivir alas aguas turbulentas de la emoción y para desarrollar la capacidad de crítica. Solo de esta forma podrán filtrar los estímulos estresantes y ser libres para elegir y decidir. Los padres que no enseñan a sus hijos a ver críticamente los comerciales y programas televisivos, así como la discriminación social, los hacen presa fácil del sistema depredador. Para este sistema, tan ético como pretende ser, su hijo es sólo un consumidor potencial y no un ser humano. Prepárelo para “ser”, porque el mundo lo preparará para “tener".   Alimente la inteligencia   Los buenos padres enseñan a sus hijos como cepillarse los dientes los padres brillantes les enseñan higiene psíquica. A diario, incontables padres les ruegan a sus hijos que practiquen la higiene bucal, ¿pero que hay de la higiene emocional? ¿Que bien hay en prevenir las caries si las emociones de los niños se vuelven un bote de basura de pensamientos negativos, caprichos, miedos, reacciones impulsivas y atracción social? Por favor, enseñe a sus hijos a proteger sus emociones. Todo aquello que afecte frontalmente las emociones, afecta también drásticamente a la memoria y constituirá un elemento de la personalidad. Un excelente jurista me dijo una vez que si hubiera sabido como proteger sus emociones desde la infancia, su vida no habría sido un drama. Cuando era niño había sido rechazado por alguien cercano porque tenía una deformidad facial y el rechazo controlo su felicidad. La deformidad no era importante, pero el RAM la registro y la alimento así, por lo que su infancia fue desdichada. Se escondía de la gente estaba solo en medio de la multitud. Ayude a sus hijos a no ser esclavos de sus problemas. Alimente el anfiteatro de sus pensamientos y el territorio de sus emociones con coraje y audacia. No acepte su timidez ni su inseguridad. El “yo”, que representa la voluntad consciente o la libertad para decidir, debe ser entrenado para convertirse en un líder, no en un títere. Ser líder no significa tener la capacidad de resolverlo todo y echarnos encima todos los problemas que nos rodean. Los problemas existirán siempre. Si podemos resolverlos, hagámoslo. Si no podemos resolverlos, debemos aceptar nuestras limitaciones pero nunca gravitar en su órbita. . Si usted tuviera la capacidad de leer las mentes de los jóvenes, vería que muchos están atormentados por pensamientos de ansiedad. Algunos se angustian por los exámenes escolares, otros odian cada cambio y curva de sus cuerpos y algunos mas piensan que nadie los quiere. Muchos jóvenes tienen autoestimas terribles. El problema es que cuando nace la baja autoestima, muere la alegría. Un joven de 16 años se me acercó después de una conferencia. Me dijo que el destruía diariamente su tranquilidad pensando que un día envejecería y moriría. En el comienzo de su vida ya estaba trastornado por su final. ¿Cuantos jóvenes están sufriendo sin que sus padres o maestros conozcan sus corazones? La cárcel de la emoción ha aprisionado a millones de jóvenes que sufren en silencio. Cuando cierre este libro, hable con sus hijos. ¿Que clase de educación es esta que habla sobre el mundo en que vivimos y guarda silencio acerca del mundo que somos? Pregunte siempre a sus hijos: ¿Qué esta pasando en tu vida?", ¿me necesitas?", ¿has tenido algunas desilusiones?", ¿cómo puedo hacerte mas feliz?" ¿Que caso tiene cuidar la alimentación de los billones de células de su hijo, si se olvida de su alimento psicológico? ¿Que ganan con tener un cuerpo saludable si son infelices, inestables, no tienen protección emocional, evaden sus problemas, tienen temor a la critica y no les gusta que les digan que no? Ningún padre daría a sus hijos comida echada a perder, pero eso es lo que hacemos con el alimento psicológico: No nos damos cuenta de que todo lo que archiven controlara su personalidad. Alimente la personalidad de sus hijos con sabiduría y tranquilidad. Hábleles acerca de sus aventuras, sus momentos de vacilación y los valles emocionales que ha atravesado. No permita que el campo de cultivo de su memoria se convierta en una tierra de pesadillas; hágala un jardín de sueños. Nunca se olvide que tropezamos con las piedras pequeñas y no con las montanas. Las pequeñas piedras del inconsciente se vuelven enormes colinas.   El pesimismo es un cáncer del alma   Usted puede no tener dinero, pero si es rico en sentido común, será un padre brillante. Si transmite sus sueños y entusiasmo a sus hijos, será una exaltación de la vida. Si es especialista en quejarse, si muestra temor a la vida y al futuro, si tiene preocupaciones excesivas con respecto a las enfermedades, estará nulificando la inteligencia y las emociones de sus hijos. ¿Sabe cuanto tarda en remitir espontáneamente un conflicto psíquico que no esta relacionado con la genética y al cual no se le da tratamiento? A veces, hasta tres generaciones. Por ejemplo, si un padre esta obsesionado con las enfermedades, uno de los hijos podría registrar continuamente esta obsesión y reproducirla; el nieto podría tener la misma obsesión en un grado menor, y sólo el bisnieto podría quedar libre de ella. Quienes estudian los roles de la memoria saben que tan serio es el proceso de transmisión de aflicciones psíquicas. Demuestre fuerza y seguridad a sus hijos. Dígales con frecuencia: “La verdadera libertad esta dentro de ti", “¡no seas frágil ante tus preocupaciones!", “controla tu temperamento y tus ansiedades" y “¡elige ser libre!" Hay que combatir cada pensamiento negativo para que no quede registrado. El verdadero optimismo se construye afrontando los problemas, no negándolos; por eso las conferencias motivacionales rara vez funcionan, pues no proporcionan las herramientas para generar un optimismo sólido que alimente al “yo” como líder en el teatro de la inteligencia. De ahí que este libro esta dirigido hacia la revelación científica, pues mi objetivo es proporcionar esas herramientas. De acuerdo con investigaciones realizadas en universidades de Estados Unidos, una persona optimista tiene un 30% menos de probabilidades de padecer alguna enfermedad cardiaca. Los optimistas tienen incluso menos probabilidades de padecer enfermedades emocionales o psicosomáticas. El pesimismo es un cáncer del alma. Muchos padres son vendedores de pesimismo. Además de la basura social que los medios depositan en el escenario de las mentes jóvenes, muchos padres les transmiten un futuro sombrío: todo es difícil y peligroso. Están preparando a sus hijos para tener miedo a la vida, para encerrarse a si mismos en un capullo y vivir sin poesía. ¡Alimente a sus hijos con un sólido optimismo! No deberíamos formar superhumanos, como proponía Nietzsche. Los padres brillantes no forman héroes, sino seres humanos que conocen sus limitaciones y sus fortalezas.   3   Los buenos padres corrigen los errores, mientras que los padres brillantes enseñan a pensar   Este hábito de los padres brillantes contribuye a desarrollar en sus hijos: conciencia crítica, capacidad de pensar antes de reaccionar; fidelidad, honestidad, capacidad de cuestionar y responsabilidad social.   Los buenos padres corrigen las fallas; los padres brillantes enseñan a sus hijos a pensar. Hay mucho más de fondo en corregir errores y enseñar a pensar de lo que podría soñarse en nuestra psicología. No sea un experto en criticar una conducta inadecuada, sino más bien en hacer que sus hijos reflexionen. El regaño y la reprimenda, definitivamente, no funcionan, solo causan fricciones en la relación. Cuando usted abre la boca para repetir las mismas cosas, desencadena ciertos archivos de la memoria inconsciente que contienen añejas críticas. Sus hijos sabrán lo que usted va a decir y estarán preparados para defenderse. Por lo tanto, nada de lo que usted diga hará eco en su interior y no generará un momento educacional. Este es un proceso inconsciente. Cuando su hijo comete un error, espera una reacción de su parte. Si lo que usted diga no causa un impacto emocional en él, el fenómeno RAM no producirá un registro inteligente y, por ende, no habrá crecimiento, habrá sufrimiento. No insista en repetir las mismas cosas por los mismos errores y la misma necedad. A veces insistimos en decir las mismas cosas año tras año, y los jóvenes siguen repitiendo los mismos errores. Ellos son necios y nosotros somos estúpidos. Educar no es repetir palabras, sino crear ideas y encantamiento. Los mismos errores merecen nuevas actitudes. Si nuestros hijos fueran computadoras, podríamos repetir la misma reacción para corregir el mismo defecto, pero ellos tienen una inteligencia compleja. Cuando menos cuatro fenómenos leen diariamente la memoria y, entre billones de opciones, producen miles de cadenas de pensamientos e incontables transformaciones de energía emocional. El propósito de este libro no es analizar estos cuatro fenómenos lectores de la memoria, así que únicamente los mencionare: el activador de memoria, la ventana de memoria, el autoflujo y el "yo", que representa la voluntad consciente. La personalidad de los niños y de los jóvenes esta en ebullición constante porque la generación de pensamientos nunca se interrumpe. Es imposible dejar de pensar; incluso intentar la interrupción de los pensamientos es un pensamiento en si mismo. Ni siquiera cuando dormimos interrumpimos los pensamientos, por eso soñamos. Pensar es inevitable, pero pensar demasiado, como veremos, genera un violento desperdicio de energía cerebral que pone drásticamente en riesgo la calidad de vida.   No sea un manual de reglas   Las computadoras son pobres artilugios comparadas con la inteligencia de cualquier niño, incluso de aquellos con capacidades especiales. Pero insistimos en educar a nuestros hijos como si fueran artefactos lógicos que solo necesitan seguir un manual de reglas. Cada joven es un mundo por explorar. Las reglas sirven para arreglar las computadoras. Decir “haz esto” o “no hagas eso”, sin explicar las causas, sin estimular el arte de pensar, produce
    Cantidad de artículos:
    2
  • Proyecto Salud
    Cantidad de artículos:
    5
  • Deportivas
    Cantidad de artículos:
    1
  • Cursos de Formación
    Cantidad de artículos:
    2
  • Educativas
    Cantidad de artículos:
    380
  • Interés
    Cantidad de artículos:
    2
  • Biblioteca
    Cantidad de artículos:
    104

Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad

Instantáneas